Nuestros pacientes nos cuentan su experiencia


Nota: no aparece el nombre del paciente, ni edad, ni sexo, ni ningún otro dato para salvaguardar la privacidad de dicho paciente.


Conozco a Maribella desde hace mucho tiempo y sólo tengo buenas palabras hacia ella: es una gran profesional y una bellísima persona.

 

Acudí a ella en marzo pasado cuando me diagnosticaron un cáncer de ovario. Me prestó todo su apoyo en esos momentos tan duros. Yo estaba aterrada, aparte de por la enfermedad, por el tratamiento posterior a la intervención. Ya entonces Maribella me habló de que con una alimentación correcta y los complementos adecuados, se podían minimizar esos efectos secundarios que tanto miedo me daban.

 

Así que me puse en sus manos y una vez recibí el alta hospitalaria, elaboró para mí un plan dietético personalizado y me ha ido recomendando diferentes complementos (minerales, vitaminas, antioxidantes...) en función de los resultados de los análisis que ordenan los médicos y de cómo me voy encontrando. También me aconsejó sobre el ejercicio físico y los horarios de comida y de sueño.

 

En estos momentos ya he recibido el cuarto ciclo de quimioterapia y la verdad es que está siendo muchísimo más llevadero de lo que hubiera podido imaginar.... Claro que tengo molestias y días malos, pero nada parecido a lo que he visto en otras personas que han pasado por lo mismo. Y hasta he ganado peso!!


Llevaba varios años retirando alimentos de mi día a día porque cada vez me sentaban peor y me dificultaban seguir una vida normal, llegando al punto de dejar de salir de casa para evitar que los dolores abdominales aparecieran en el momento menos pensado. Después de pruebas y más pruebas y de pasar por varias consultas de médicos especialistas, el último digestivo al que visité buscando esa solución que nunca llegaba, me recomendó acudir a la consulta de Maribella. 

 

Con ella conversé mucho, intentando descubrir qué me había llevado a esa situación para después pasar a la acción. Modificó mis hábitos alimenticios y me sugirió empezar un tratamiento con probióticos, apoyado en una nueva alimentación, más correcta y adaptada para reconstruir la flora bacteriana que había sido alterada. Muy pronto empecé a notar los resultados, dejé de sentirme tan agotada, podía salir con los amigos sin miedo a lo que tuviera que comer por ahí y todo ello me dio mayor seguridad en mí misma. Las ganas por participar en todo, salir y disfrutar de la naturaleza y de la gente que quiero volvieron a mí y eso es algo por lo que siempre le estaré muy agradecida.


Fui a la consulta de nutrición porque tenía hipotiroidismo y el doctor no paraba de subirme la dosis de Eutirox. Isabel me hizo un estudio completo, y eliminando ciertos alimentos y cambiando algunas pautas de mi rutina diaria, la tiroides empezó a bajar por primera vez en dos años.

 

Además, tenía problemas con las rodillas, y la respuesta del médico: "tienes que aguantarte el dolor". Pues no. Fue entonces cuando Isabel me habló sobre la terapia vascular con la Bemer. Yo no me lo creía, pero pensé "por probar, que no quede". Pues bien, el resultado fue tal, que me compré mi propia Bemer. Ah, sí!! Y las rodillas ya no me duelen!!


 

Teléfono:

653 528 773

laprimeramedicina@gmail.com 

Horario:

Lunes a Viernes

Mañanas: de 9:00 a 13:30

Tardes: de 16:00 a 20:00

María Isabel Sanchis Sanchis

Colegidada Nº 183